Mushin Mugamae

mushin

 

Mushin Mugamae puede interpretarse como "sin corazón, sin postura". Mu significa "nada, vacío o no" y Shin significa "mente o corazón" tanto en el sentido físico como en el espiritual. Por lo tanto, en términos de Zen, no hay separación entre pensamiento y emoción. Sentirlo significa pensarlo; pensarlo es sentirlo.



El Aikido es la accion no consciente derivada de una postura neutral, ejecutada sin emocion o prejuicio.



Sin planteamientos o impresiones preconcebidas, tus acciones se sincronizan con el pensamiento y la emoción. Por lo tanto, pensarlo y sentirlo es hacerlo. Un círculo que siempre está equilibrado.



Mushin se logra cuando la mente de una persona está libre de pensamientos de ira, miedo o ego durante el combate o la vida cotidiana. Hay una ausencia de pensamiento y prejuicio, por lo que la persona es totalmente libre de actuar y reaccionar ante un oponente sin titubear y sin perturbaciones de tales pensamientos. En este punto, una persona no depende de lo que cree que debería ser el próximo movimiento, sino de cuál es su reacción natural entrenada o qué se siente intuitivamente. Sin embargo no debemos entender mushin como un estado de relax o adormecimiento, sino que podría decirse que la mente está trabajando a una velocidad muy alta, pero sin intenciones, planes o dirección.



Una mente clara se compara con un estanque inmóvil, que puede reflejar claramente la luna y los árboles. Pero del mismo modo que las olas en el estanque distorsionarán la imagen de la realidad, también lo harán los pensamientos que tenemos y que alterarán la verdadera percepción de la realidad.



Esta breve cita brinda una visión poderosa del impacto de usar Mushin Mugamae en nuestro dia. Con una mente equilibrada, nuestra atención se abre al máximo, sin nada en lo que fijarse, sin pretensiones. Desde este estado tampoco hay prejuicios, lo que significa que aún no hemos estimulado ni causado ningún cambio en nuestro entorno o en otros de ninguna manera. En el momento en que adoptamos un prejuicio o incluso algo tan inocente como una pose, incluso si se trata simplemente de la postura neutral de shizentai, nos hemos comprometido con el mundo físico y sus causas y consecuencias.



Desde Mushin Mugamae estamos facultados para ser altamente receptivos a las acciones externas, de modo que estamos en una posición de ventaja si un oponente carga contra nosotros. Todas las direcciones de movimiento están disponibles para nosotros, mientras que el atacante se ha limitado a una estrategia abierta susceptible de ser contrarrestada por una mente-cuerpo flexible y receptiva. La permanente sensación de conciencia que experimentamos en Mushin Mugamae es una poderosa línea de base para el Aikido y la vida en general. A partir de este estado de ánimo, llevamos menos tensión en nuestros cuerpos, lo que significa que podemos dar lo mejor de nosotros mismos cuando sea necesario.



Mushin Mugamae es un estado de la consciencia al que podemos llegar entrenando y repitiendo patrones, hasta asimilarlos y naturalizarlos; aunque Mushin Mugamae no solo es el objetivo, sino que tambien es la forma de llegar al objetivo.



Incluso en el dia a dia, vemos a personas buscar fines o logros incansablemente y, a menudo, pierden de vista los medios necesarios para alcanzar esos objetivos. Pero el problema es que muchas veces esas mismas personas solo miraron hacia ese objetivo lejano, y no lograron crear los medios a corto plazo que los ayudarían a lograr ese objetivo. A menos que desarrollen las habilidades necesarias para lograr ese objetivo, el objetivo nunca llegará. Si la perfección de una determinada técnica de artes marciales es un objetivo, primero es necesario desarrollar el timing, el equilibrio, la velocidad y la potencia necesarios para una ejecución adecuada.