¿Por qué practicamos randori en Aikido Shodokan? (Ilustrado)

Muchas artes marciales utilizan el randori como parte de su práctica diaria. Es fundamental en judo, kendo, karate y otras disciplinas de origen japonés. Randori (乱取り) como término no es sencillo de traducir, ya que su uso refiere un concepto en sí mismo. El kanji "乱" se podría traducir como "desorden", "caos" o incluso "aleatorio" y el kanji "取" como tomar, por lo que algunos autores la traducen como "el caos de tomar"; sin embargo, la palabra tori que empleamos para denominar al ejecutante de una técnica comparte el mismo kanji, "取り", proveniente del mismo verbo japonés (tomar, elegir, agarrar), por lo que una traducción aproximada podría ser "ejecución aleatoria". Este término, aunque de complicada comprensión en español, hace referencia a la propia esencia del randori, que consiste en una práctica libre de la disciplina en la que se aplique, sin normas rígidas preestablecidas, siempre dentro del contexto del arte marcial que se practica y, ocasionalmente, con acuerdos preestablecidos entre los practicantes. Esta característica otorga a cada uno de los practicantes la responsabilidad de adaptar su práctica común a las capacidades y expectativas de su compañero, ya que no habría muralla de referencia en cuanto a cómo desarrollar la actividad. 

Es importante no confundir el concepto "randori" con "shiai" (試合) que se traduce de forma literal por "partido", "combate" o "concurso". En shiai se establecen unas normas regidas por un equipo arbitral con un objetivo fundamentalmente deportivo con puntuaciones, ganadores y perdedores. Además, shiai, en Aikido Shodokan, cuenta con múltiples disciplinas diferentes: toshuembu ...

Randori consiste en un ejercicio de práctica, en el que se pone en práctica de forma global cada parte la práctica básica del entrenamiento de Aikido Shodokan (distancia, desequilibrio, no-resistencia, Idōryoku, etc.) y todas las técnicas que uno mismo conoce. Es fundamental saber que no es necesario tener un nivel técnico o de conocimiento alto para la práctica de randori, siempre y cuando se evite el riesgo de lesión, al igual que en cualquier parte del entrenamiento. Kenji Tomiki recogió el concepto de randori de su práctica de judo con Jigoro Kano y la adaptó a la práctica del Aikido Shodokan con diferencias formales, pero muy leves en sus conceptos. La práctica de randori permite poner a prueba los conocimientos adquiridos durante los entrenamientos en un ambiente de resistencia y tensión, diferente al de la práctica controlada. Se trata del último paso en la progresión de ejercicios, desde la pasividad de uke hasta su resistencia máxima. Esta práctica concede a los estudiantes de Aikido Shodokan una mejora sustancial de su timing, oportunidad, creatividad y permite conocer de primera mano qué técnica y cómo aplicarla según cada circunstancia. Es la puesta a prueba de nuestra capacidad como aikidokas en su forma más completa. Lo más importante no es que hay  vencedores o perdedores, siguiendo el ideal educativo/pedagógico de Kenji Tomiki y Jigoro Kano, sino beneficio y aprendizaje mutuo. A su vez, otro factor digno de mención, es que ambos practicantes conocen la disciplina en mayor o menor medida, lo que genera un punto de dificultad extra, ya que ambos pueden intuir los movimientos de su compañero. 

Según explica Nariyama-shihan, el randori nos acerca a los principios del núcleo del budo y el verdadero poder que genera, permitiendo experimentar las técnicas estudiadas en los katas contra un oponente con similar forma de utilizarlas. Para este fin, se trabaja con otros en un ambiente competitivo para dar lo mejor de sí mismo. El respeto y aprendizaje son las máximas del randori en el estudio del Aikido Shodokan. Cada uno intenta poner en práctica sus técnicas y trabajar y avanzar según la reacción (ataque y defensa, contraataque, contradefensa, etc) del contrincante

Santi, ilustrador de cómic y judoka desde hace 13 años, nos ha hecho llegar estas viñetas sobre la vida de Jigoro Kano, creador del judo. En ellos nos explica algunos conceptos fundamentales de randori en relación con el presente artículo. Pese a la presencia de terminología judoka, las ideas que transmite en cuanto a cómo enfocar la práctica de randori son muy pertinentes y compatibles con el randori del propio Aikido Shodokan. Les invitamos a leerlas con detenimiento.

Randori Santi

Nariyama, T. (2010), Application. Aikido Randori (p. 269). Osaka: Shodokan.