Unsoku

 En Judo, Kendo y Aikido hay una gran variedad de nombres para los diferentes movimientos de pies. Excluyendo ayumi ashi que es similar a caminar, tienen el principio común de evitar cruzar un pie por delante del otro. Este tipo de movimiento se usa frecuentemente y debemos hacer referencia a él como tsugi ashi.

 Como ejemplo de esto está el siguiente movimiento: desde hidarigamae (guardia izquierda), de pie con el pie izquierdo adelantado; se ha de empujar con la pierna derecha y deslizar el pie izquierdo hacia adelante. Una vez se ha terminado de empujar con la pierna derecha, se ha de deslizar el pie derecho hacia adelante para que los pies lleguen al mismo tiempo y la postura final vuelva a ser natural.

 Este tipo de movimiento puede ser en cualquier dirección con cualquier pie adelantado o uno al lado del otro. El objetivo es siempre deslizar los pies evitando cruzar un pie sobre otro para minimizar el tiempo de apertura a un ataque y maximizar el potencial de ofensa y defensa.

 La parte superior del cuerpo se mantiene erguida y la parte inferior del cuerpo se mueve libremente en todo los movimientos. Las rodillas deben estar ligeramente flexionadas y relajadas, el peso ligeramente sobre los dedos de los pies y el centro debe estar bajo. El movimiento debe ser suave y repentino, conservando la potencia tras cada movimiento para moverse de nuevo en cualquier dirección.

 La práctica básica de los movimientos de pies está compuesta por unsoku con 8 direcciones de movimiento: adelante y atrás, izquierda y derecha y diagonales detrás y delante (4 esquinas). Estos movimientos están agrupados en 3 conjuntos con 8 movimientos en cada uno de ellos. Cuando se practican estos movimientos, tras cada cuenta se debe realizar el movimiento tan pronto como sea posible con movimientos rápidos.

 No se debe subestimar el valor de estudiar y practicar los movimientos de pies, ya que la calidad del Aikido depende en gran medida de los mismos.

 

Nariyama, T. (2010), Basics. Aikido Randori (pp. 9). Osaka: Shodokan.